¿Por Qué Llamamos a Los Inmigrantes Indocumentados 'Aliens' (Extranjeros)?

Analizamos la historia de la palabra, ya que fue eliminada del léxico jurídico de California.
Author:
Publish date:
(Photo: ep_jhu/Flickr)

(Photo: ep_jhu/Flickr)

Editor's Note: This story, translated by Jeanette Casillas, was made available in Spanish through a partnership with CASA Magazine. Read the English version here.

ps_break1.jpg

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó una ley que elimina la palabra “alien” (extranjero) del código laboral estatal. Es un cambio que es en gran medida simbólico—Brown firmó otras leyes ayer que hacen una diferencia más concreta—pero el cambio de vocabulario sigue siendo importante para muchos. “La palabra ‘alien’ comúnmente se considera como un término despectivo para una persona que nació en el extranjero y tiene connotaciones muy negativas,” el senador de California Tony Mendoza, quien presentó el proyecto de ley, le dijo a Los Angeles Times.

¿En primer lugar cómo llego la palabra “alien” a ser un término para los inmigrantes? En realidad los políticos estadounidenses han usado la palabra para referirse a los extranjeros por más de 200 años. En términos legales, no tiene nada que ver con el estado de la documentación de un inmigrante. Puedes ser un extranjero si entraste a los Estados Unidos con o sin papeles.

En la década de 1970, las agencias federales encargadas de la inmigración usaron la ilegalidad con la esperanza de aumentar sus presupuestos.

Entre los años 1950 y los años 90, sin embargo, los periódicos comenzaron a usar la frase “illegal alien” (extranjero ilegal) con más frecuencia, como documenta el estudiante de sociología Edwin Ackerman en un artículo publicado en la revista Estudios Étnicos y Raciales (Ethnic and Racial Studies) en 2012. La creciente popularidad de la frase es concomitante al surgimiento de la conciencia política de América que la forma de como un inmigrante entró a los EE.UU.importaba, Ackerman argumenta. En otras palabras, antes de la década de 1970 más o menos, la mayoría de los norteamericanos no les importaba mucho si las personas entraron al país de manera legal o ilegal. Encontraron otras razones para preocuparse, y discriminar a los inmigrantes. Pero en la década de 1970, las agencias federales encargadas de la inmigración usaron la ilegalidad con la esperanza de aumentar sus presupuestos, argumenta Ackerman. Él cita un análisis de los artículos en el periódico Los Angeles Times de ese período, encontró que más de uno de cada cinco funcionarios de fronteras citados en las noticias hablaban de cómo las agencias necesitaban más dinero, y cómo una gran cantidad de inmigrantes indocumentados estaban entrando a los EE.UU. Mientras tanto, las estimaciones oficiales del número de inmigrantes indocumentados varían tremendamente, Ackerman escribe, lo que sugiere que los números eran poco fiables.

Al mismo tiempo, líderes laborales sindicados vieron a los trabajadores indocumentados como rompehuelgas, y las organizaciones de base etnia buscaban reducir la discriminación en contra de sus miembros por separarse de los inmigrantes indocumentados, Ackerman escribe. La combinación de todas estas fuerzas—que no estaban tratando de trabajar juntos—hizo que la idea de que los inmigrantes indocumentados eran un problema fuera una especialmente una fuerza cultural potente. En 1994, 90 por ciento de los artículos en los periódicos se dirigían a los inmigrantes indocumentados como “illegal aliens.”

Por coincidencia, “alien” adquirió la definición de ciencia-ficción con la era espacial en la década de 1950. Así que ahora tenemos una palabra que una vez significó extranjero, pero ha asumido implicaciones de ser criminal, potencialmente, incluso menos que un ser humanos.

¿Importa lo que llamamos a los inmigrantes? Un estudio reciente encontró que los términos que usan los medios de prensa para referirse a los inmigrantes no afecta a lo que apoyan los que leen pólizas de inmigración. Quizás la prohibición de palabras no causa cambios en la política, pero es un reflejo del cambio de la percepción del público. Después de todo, las leyes de California están entre las más inclusivas de los inmigrantes, como Pacific Standard informó recientemente. El “Paquete de California” de las leyes ofrece a los inmigrantes de todos los colores la libertad de movimiento y la oportunidad única. No es extraño que el Estado Dorado debe ser pionero de cambios simbólicos y culturales así como los cambios legales y materiales.

Related